Editoriales

  • Optimismo contagioso, pero sin olvidar la prudencia

    Ciertamente no es prudente decir “buenos días” antes que a amanezca. Pero hay una sensación en el campo que este es un año de recuperación. Quizás porque mejoraron los precios, no tanto como los que ya se acostumbró el agricultor en años anteriores, pero son mejores y si a ello sumamos el hecho de menor costo y un esperado, hasta ahora, incremento de productividad, hay expectativa por un mayor lucro.

    Y de esa situación están pendientes innumerables eslabones de una cadena en su conjunto. Es notable, como el optimismo o el pesimismo puede contagiarse dependiendo de uno solo de los integrantes del complejo. Hay sectores todavía cautos, más que nada porque están esperando el mejor momento para descorchar el buen vino guardado para cuando amerite la celebración.
    Otros ya trasmiten una sensación de recuperación. Y esto avalado por los primeros indicadores económicos o algunos guarismos dados a conocer. Por ejemplo, ya se prevé un crecimiento del PIB en torno al 4%, un incremento de la productividad sojera a orillar (sino rebasar) la barrera de los 3.000 kg. por hectárea, lo que constituiría todo un hito, dado que nunca se logró promediar ese nivel y en los últimos años la media no pasó de 2.600 kg. por hectárea.
    En los dos primeros meses, las exportaciones de soja ya aumentaron 10% al comparar con el bimestre inicial del 2016. En el campo, además del optimismo de los productores (gracias a una sensación no tanto de ganar, sino por no perder mucho), las empresas prestadoras de servicios, las proveedoras de insumos y maquinarias y aquellos responsables de la investigación y de la transferencia de tecnología, sea en genética u otro campo, están buscando mil formas de incentivar a los agricultores.
    Se vienen sucediendo varios eventos y hay como una necesidad de salir a aprovechar todo cuanto permita o brinde esa sensación de algo bueno. Es como cuando el sediento en el desierto encuentra un oasis y va a su encuentro, aunque para ello entienda que no debe apurarse porque podría atragantarse por querer asegurar de golpe algo.
    Para nuestro sistema de producción, así como en otras actividades donde el mercado busca autorregularse, se da un proceso automático de depuración, que puede ser doloroso para quien no está preparado a la hora de enfrentar los embates de años críticos o que no logre construir su casa sobre buen cimiento, sino que lo haya hecho aprovechando una coyuntura favorable. Es bueno no perder las esperanzas, es positivo el optimismo, pero es mejor tomar las precauciones y evitar desbordes que puedan arrojar más de un dolor de cabeza.

    Fé de erratas. En la Pág. 119 de la edición 188 la facturación en Show Rural Coopavel se consideró el monto en portugués. En vez de 2 billones de reales, tiene que ser 2 mil millones de reales.