Eventos

  • BAYERTEC. Circuito de novedades

    • Patricia Storrer y Juan Ramírez.

    • Francisco Machado, asesor de Negocios zona Sur.

    • Elvis Brítez, asesor de Negocios para la zona Sur.

    • Stella Candia, jefa de desarrollo del Clúster Paraguay/Bolivia.

    Ya entrando en el circuito propiamente dicho, permitió la exposición de más de 20 productos, algunos lanzamientos, como se anunció líneas arriba. El recorrido incluyó seis paradas. En la primera estación se abordó todo sobre tratamiento de semillas.

    El Ing. Juan Ramírez, de la división Marketing para la región Norte, y la Ing. Patricia Storrer, asesora de Negocios para la región Norte de Bayer Paraguay, fueron los encargados de brindar las orientaciones. Explicaron que en la primera noche de campo se ofrecieron tecnologías para a maximizar la eficiencia en el cultivo y lograr mejor lucro. “Estamos hablando con los productores, ofreciendo las alternativas de tratamientos de semillas que hoy por hoy Bayer Paraguay cuenta a nivel mercado. Dentro de estas alternativas se encuentra el CropStar, que es una mezcla de imidacloprid mas thiodicarb, y el Sunato, con una mezcla de imidacloprid más fipronil, ambos productos están recomendados por lo general para tratamientos de semillas para el control de plagas masticadoras y chupadoras”, dijo Storrer.
    Agregó que para el caso del CropStar la dosis que se usa a nivel comercial es de 300ml por cada 100 kg de semillas. En caso de tener parcelas con antecedentes de nematodos (debido a la capacidad o a la ventaja que este producto tiene en cuanto a su fuerza de supresión con esta plaga), se sugiere aumentar a 500 ml por cada 100 kg de semillas. Para el Sunato, como opción para el tratamiento de semillas, se tiene una mezcla de neonicotinoides más fenilpirazol. Los ingredientes activos son imidacloprid y fipronil.

    Con respecto al manejo de las dosis comerciales se recomienda, en el caso de soja, dosis de 180 o 200 ml x cada 100 kg de semilla. En maíz generalmente esta dosis va hasta 150 ml x cada bolsa de semilla. Se recomienda CropStar para el control de plagas como agrotis o spodopteras. En tanto, Sunato es recomendado para plagas como el elasmo.

    A su turno, Ramírez destacó que CropStar y Sunato se encuentran en el grupo de las dos herramientas que ofrece la compañía para el tratamiento de semillas. También recalcó que el productor puede comprar simientes ya tratadas. Estos materiales pasaron por un proceso, explicó, gracias al empleo de una máquina especial, la Gustafson CBT 50.

    “Es un equipo que permite tratar 50 kg de semilla cada 30 segundos. Es totalmente automática y el operario se limita a preparar el caldo en un recipiente de 150 litros. Es la única vez que está en contacto con el producto. Luego carga la receta, se pesa y se descarga. Se hace un tratamiento como si fuera un sinfín. Todo eso en 30 segundos. Una vez que se descarga, está nuevamente tratando otros 30 segundos. Esto a su vez nos da mayor homogeneidad del producto”, compartió.
    Recordó que Bayer cuenta con otro producto, es un polímero, el Peridiam y un talco. Con esto, se lograr una buena cobertura de la simiente, al tiempo de impedir que se seque el producto. Al contrario, otorga mayor fluidez a la sembradora y ya no necesita utilizar grafito.

    En la segunda parada, el Ing. Francisco Machado, asesor de Negocios zona Sur, habló sobre una de las propuestas en materia de herbicidas. Abordó sobre el Percutor. “Lo recomendamos para control de malezas difíciles en soja. Se está utilizando ya en la desecación, con la mezcla de glifosato con 24D, para apoyar en el control de malezas ya presentes, además de contribuir con una acción fuerte sobre banco de semillas. Estamos trabajando sobre el amplio espectro de malezas que están en soja pero orientándonos fuertemente sobre lo que es manejo de la conyza, buva o mbu'y como también es conocido”, dijo. El Percutor es una mezcla de dos principios activos iodosulfuron más thiencarbazone. Así, mientras uno apoya lo que es el quemado de las malezas, el otro es el que trabaja fuertemente sobre el control de banco de semillas de buva.

    Posteriormente, el Ing. Elvis Brítez, asesor de Negocios para la zona Sur, específicamente para Colonias Unidas, habló sobre el lanzamiento en herbicidas, el Soberan. “Es un producto de innovación de Bayer, un herbicida pos emergente que controla tanto hoja ancha como fina para el manejo de las malezas difíciles de controlar en el maíz. La dosis que estamos recomendando es de 240 cc por hectárea mezclado con atrazina. Es un producto de innovación que viene a ser una herramienta para el control de malezas difíciles y a la vez da una opción en cuanto a la rotación de principio activo para el maíz”, explicó.

    La tercera parada fue de propuestas de insecticidas. En esta estación igualmente se aprovechó la ocasión para presentar otro de los lanzamientos. El Solomon Oteq. La Ing. Stella Candia, jefa de desarrollo del Clúster Paraguay/Bolivia, orientó al respecto. “Estoy presentando el nuevo producto de Bayer, lanzado en este evento. El Solomon Oteq es una innovación en una nueva formulación porque es una formulación en aceite el Solomon tiene 21% de imidacloprid más 9% de betaciflutrin. Es un producto innovador porque persiste más al controlar mejor a los chinches, pues cuenta con mayor residualidad y es menos lavado en lluvia. También es muy resistente a los rayos solares”, dijo.

    Cabe recordar que el lanzamiento es el primero para la soja con la novedosa formulación O-teq. Se trata de una tecnología desarrollada y patentada por Bayer para mejorar la efectividad biológica de los ingredientes activos sistémicos. Solomon ofrece un mejor control efectivo de chinches, orugas, trips y picudos en el caso que se presenten. Entre las ventajas y resultados, la compañía informó sobre un superior poder de volteo, mayor persistencia (debido a una mayor retención y penetración del ingrediente activo), mayor facilidad de llegada al objetivo y mayor protección de los órganos de la planta.

    En la misma estación, la Ing. Evelin Michelon, asesora de Negocios región Itapúa Norte y Alto Paraná Sur, abordó los insecticidas para el combate de orugas. La propuesta fue Belt, posicionado para este segmento de plagas, pertenece a un grupo químico diferente a lo presente en el mercado, el de las diamidas, indicó. “Es muy importante que el productor aprenda a usar este producto porque es selectivo para los demás insectos y solamente mata orugas. Esto contribuye a cuidar a la fauna benéfica”, dijo.

    Otra recomendación del Belt tiene que ver con su empleo. Se sugiere 50 cc por hectárea, cuando se observen las hileras abiertas. Si están cerradas, debería ir a 70 cc. “Sí o sí es importante que el Belt se aplique cuando las orugas son pequeñas. Cuando están en el primer y en el segundo instar, para que el efecto sea mejor y actúe más rápido, porque la oruga lo que hace es, a la hora de intoxicarse, deja de comer. Entonces muere por inanición, muere por no poder alimentarse”, manifestó.

    La estación igualmente sirvió como un buen lugar para presentar los daños causadas por las principales orugas. Así, en los plots se pudieron observar los perjuicios de este segmento de plagas como la Spodoptera eridania, la Anticarsia gemmatalis y también el daño de la Chrysodeixis, indicó la profesional.
    La cuarta parada fue sobre fungicidas. La Ing. Nilsa Aranda, asesora de Negocios, orientó sobre el Cripton. Consideró uno de los mejores del mercado en el segmento. Si bien su desempeño es bueno principalmente para el control de roya, también contribuye a atacar las enfermedades de fin de ciclo, dijo. Igualmente recomendó sobre momento de aplicación, como no realizarla con temperaturas superiores a 30 ºC, con estrés hídrico o con humedad por debajo del 60%. Es preferible una humedad relativa superior, indicó. Además, destacó la importancia de hacer dos aplicaciones en la zafra. La primera, en V7 o 30 días después de germinado. La segunda, en torno al R1, a los 50 o 55 días, antes que cierren hileras. Esto permite llegar abajo.

    En la parcela igualmente estuvo Ing. Juan Llauro, responsable de Veritas, la propuesta en bioestimulante. “Estamos introduciendo en Paraguay un bioestimulante nuevo. Su trata de Veritas. Es un producto de Bayer que trabaja a través de la optimización en la movilización y disponibilizacion del calcio en la planta. Esto es importante porque, pese a la existencia de calcio en el suelo o de alguna fertilización con este metal suave, en algunos tejidos como las flores puede no estar la concentración óptima que es lo que hace Veritas, optimiza la concentración de calcio en los tejidos críticos”, comentó.

    Según sus explicaciones, su empleo contribuye a un menor aborto de flores y a mayor chauchas fijas en la planta. Con esto, se aumentan los rendimientos de los cultivos. “Fue lo que vimos en los ensayos. Rendimientos de más de 200 kg”, expuso. Añadió que Veritas se aplica en R1, en una dosis de 1 litro por hectárea y se puede combinar con cualquier fungicida o cualquier insecticida del mercado.
    A su turno, en la quinta estación, el Ing. Hansi Sautu, coordinador de la región Norte, indicó con respecto al lanzamiento del “Soberan” que es un herbicida para el rubro de maíz, tanto en zafriña como en campaña normal. Además de esto, se realizó una promoción con los productores referentes que formaron parte de la noche BayerTec, en su primera edición. “Dimos un bono para descuento del 5% en un producto innovador y recién lanzado. Además, hicimos hincapié que se trata de un producto que va a tener un límite de disponibilidad ya que recientemente obtuvimos su registro”, comentó. Añadió que esto constituyó un plus del evento e invitó a los presentes a acercarse con su proveedor correspondiente.

    El Ing. Ariel Franco, asesor de Negocios para Bayer Paraguay en la región Norte, fue otro de los orientadores. Destacó entre los fungicidas Premium el Nativo, un producto formulado sobre la base de 10 gramos de trifloxystrobin más 20 gramos de tebuconazole. Es un producto posicionado para trabajar en forma preventiva entre la sexta y octava hoja o lo que dé la tecnología de aplicación del productor, en el caso de aplicaciones aéreas, por ejemplo.

    “Trabajamos para prevenir básicamente enfermedades como roya, Cercóspora, Helminthosporium y otros que dan problemas en cuanto a rendimiento y calidad final de granos, que es lo que nos interesa. Ese es el fuerte, lo principal de nuestro fungicida Nativo. Recomendamos una dosis de 600 cc acompañado de su aceite que es el Optimizer, también posicionado para otros rubros como trigo y arroz, además de la soja”, puntualizó.

    Finalmente en la sexta parada, el Ing. Alcides Rodríguez, de Desarrollo de Bayer en la zona Sur del país, compartió novedades en materia genética. Cabe recordar que la compañía cuenta con las semillas Credenz. Explicó que están trabajando con cuatro materiales de lanzamiento, dos para apertura y dos para fecha central y cierre. Se emplean dos tecnologías, tanto R1 como INTACTA. Del material R1 dijo que se trata de un grupo 6, corto, de una maduración comercial en torno a 128 días, posicionado para apertura, de porte medio a medio alto, semi-precoz, recomendado para una densidad de 12 a 14 plantas por metro lineal.
    Si la intención es hacer apertura a fines de agosto o primera quincena de setiembre, se trabaja con 14 plantas. Si es para fecha central, se recomienda reducir a 12 plantas, con lo que se lograron resultados alentadores este año en la zona de María Auxiliadora, explicó el profesional. En tanto en parcelas comerciales se lograron rendimientos de 5.000 kg por hectárea a 5.200 kg por hectárea.
    Para el caso del segundo material, igualmente es del grupo 6, pero largo. Cuenta con la tecnología INTACTA y se posiciona para apertura de siembra. Se utiliza una densidad de 10 a 12 plantas por metro lineal, de muy buen porte, con una ramificación bastante abierta. También con buenos resultados en apertura de siembra.

    Entre los dos materiales precoces, uno pertenece al grupo 6, corto, posicionado para una fecha central o cierre de siembra, con una densidad de 12 a 14 plantas por metro lineal. Tiene una ramificación semi-abierta de entre nudos bastante cortos. Presenta muy buen peso de granos. Por último, presentaron el INTACTA precoz del grupo 5, largo, con una maduración de 122 a 124 días, posicionado para fecha central, desde el 20 o 25 de setiembre hasta finales de octubre. Es un material que se adapta bastante bien para hacer rotación de cultivo con trigos tardíos. Igualmente de buen peso de granos, incluso entre todas las variedades de la cartera Bayer, de la genética Credenz, arroja el de mayor peso, al lograr 16 o 16,5 gramos por cada 100 semillas.