Artículo completo

BCP maneja posibilidad de que la agricultura sufra otro año negativo

Las condiciones climáticas arrojan indicios de que Paraguay tendrá una nueva sequía y afectará a la campaña sojera 2019/2020. Así, se acumularán dos periodos consecutivos de lluvias insuficientes, situación inédita al menos en las últimas dos décadas, advirtió el presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), José Cantero, en entrevista a radio Monumental.

Ante la posibilidad de que se materialice este escenario, adelantó que el BCP deberá estudiar la aplicación de medidas de apoyo financiero más amplias y sistémicas, ya que la evolución de la producción agrícola afecta también a sectores como la industria y los servicios. Reconoció que la cantidad de agua golpea también a la generación de energía y la navegabilidad de los ríos.

“Nunca llegamos a un escenario como al que podemos ingresar, eso va a requerir un ejercicio de parte del BCP también para ver qué medidas podemos implementar. Una situación de dos años de sequía podría ser muy compleja”, expresó Cantero.

Explicó además que en caso de que los bancos opten por proceder a la compra y/o la refinanciación de deudas del sector productivo, a plazos largos y tasas de interés convenientes, deberán realizar los respectivos análisis de riesgos.

“Por lo general los sectores más afectados son los más pequeños, los que tienen menor espalda, menor capital, menor capacidad de diversificación. Siempre tenemos que esperar lo mejor, pero estar preparados para un escenario muy adverso”, dijo.

El producto interno bruto (PIB) agrícola sufrió en el 2019 niveles de caída de 11,8% y 11,4%, en el primer y segundo trimestres, como consecuencia principalmente de la merma de alrededor de 20% de la producción de soja en la campaña 2018/2019.

El economista Manuel Ferreira consideró que si esta semana no se presentan lluvias de importancia, la situación se tornará muy complicada para la economía en su conjunto, ya que 2% del crecimiento del PIB esperado para el 2020 proviene de la expectativa de una exitosa recuperación del agro.

La incertidumbre respecto a los resultados que pueda tener la zafriña se suma al problema que persiste con los bajos precios internacionales de la soja. “Tenemos un riesgo de crecimiento. Otro tema a considerar son las deudas del sector agropecuario”, advirtió.

Más pérdida de competitividad

El diferencial de precios en Clorinda respecto a Paraguay se fijó en 15,4% de ventaja para la ciudad fronteriza argentina, según BCP. De esta manera, se profundiza la pérdida de competitividad de 5,1% y 8,5% que se había detectado en mayo de 2019 y setiembre de 2018, y constituye más problemas para el comercio formal paraguayo.

Esta situación coincide con la devaluación que recientemente volvió a experimentar el peso argentino, aunque el economista jefe del BCP, Miguel Mora, considera que la inflación en Argentina puede contrarrestar los efectos.

Fuente: Última Hora.

Autor

RevistaCampo

Revista de agronegocios con años de trayectoria en el mercado. Contamos con una tirada mensual de 6.000 ejemplares distribuidos en forma gratuita en todas las zonas de producción del país.

Comentarios